Un estudio analiza por primera vez la digestibilidad de la harina de cinco especies de insectos en piensos de dorada y lubina

Grecia | La harina de insecto incluido parcialmente puede mejorar el rendimiento productivo de la dorada y la lubina.

Mosca doméstica (Musca domestica)Mosca domestica es una de las especies candidatas

La utilización de harina de insecto en piensos de acuicultura está ganando cada vez mayor interés entre los fabricantes de piensos de acuicultura para especies como la dorada o la lubina, tanto por sus propiedades nutricionales como por las relacionadas con la sostenibilidad.

Los resultados científicos muestran que inclusiones de harina de insecto como reemplazo de la harina de pescado, no solo mantienen un rendimiento similar, en algunos casos muestran mejoras en el crecimiento de los peces. Esto anima a pensar que existe un gran potencial de uso de éstos para reemplazar compuestos vegetales y marinos que compiten con el consumo humano directo.

Para diseñar un buen pienso hay que tener en cuenta no solo los aportes de proteína y de energía, también deben ser atractivos en sabor para los peces y tener una alta digestibilidad, entre otras cualidades.

En el caso de los insectos como ingrediente se ha observado que la digestibilidad es un parámetro a mejorar ya que a medida que se añade mayor cantidad de harina disminuye, debido a la concentración de quitina.

Otra cuestión que todavía no está clarificada es ¿Cuál es la especie de insecto bandera? Es decir, cuál es la que es mejor en términos nutricionales, económicos y de disponibilidad.

Para dilucidar el aspecto nutricional, y más específicamente el relacionado con la digestibilidad se ha llevado a cabo un estudio en el que se han utilizado cinco especies de insectos autorizados por la Unión Europea como ingredientes para piensos de dorada y de lubina: el gusano de la harina (Tenebrio molitor), la mosca soldado negra (Hermetia illucens), la mosca doméstica (Musca domestica), el gusano morio (Zophobas morio), o el escarabajo de la camada (Alphitobius diaperinus).

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Tesalónica en colaboración con colegas del Hellenic Centre for Marine Research y la Universidad de Turín, también es el primero en analizar la digestibilidad la digestibilidad de proteína y energía de las harinas del gusano morio y el escarabajo de la camada.

Los resultados han sido publicados en Animal Feed Science and Technology, y muestran que una sustitución de hasta el 30% de cualquiera de las harinas de insectos por la de pescado en las dietas de lubina y dorada pueden incluirse “con un impacto mínimo en la digestibilidad de nutrientes, aminoácidos y energía”.

En lubina europea, según las conclusiones del estudio, las dietas de gusano de la harina (T. molitor) y mosca doméstica (M. domestica) mostraron una digestibilidad similar o incluso mejor que la dieta control de harina de pescado. Mientras, la dieta de gusano morio tenía una mayor cantidad de proteínas y una digestibilidad ajustada.

Las dietas con harina de mosca soldado negra y del escarabajo de la camada presentaron una digestibilidad general ligeramente inferior que con la harina de pescado. Estos coeficientes de digestibilidad de nutrientes más bajos o similares fueron, probablemente, “debido a una combinación de inclusión de ingredientes vegetales, contenido en ceniza y fibra cruda en la dieta”. Aunque, como destacan, “las diferencias fueron mínimas”.

En dorada, señalan los autores de este trabajo, “todos los coeficientes de digestibilidad de los nutrientes fueron similares entre las dietas experimentales, excepto para el gusano de la harina que mostró una digestibilidad de grasa más baja”. Aunque, en general, señalan, “la digestibilidad de los aminoácidos no se vio afectada por las dietas experimentales”.

En el presente estudio, concluyen, se demostró que cualquiera de las cinco harinas examinadas puede incluirse hasta un 19,5% sin que se vea afectada negativamente la digestibilidad de nutrientes en cualquiera de las dos especies.


Deja un comentario